Los baños de estilo minimalista tienen estilo propio y son fácilmente reconocibles porque en ellos todo lo superfluo sobra y la sencillez, la pulcritud y la sobriedad en las formas se imponen. No quiere decir que sean cuartos impersonales. Todo lo contrario, con muy poco, dicen mucho y ofrecen máximo confort. Si no mira nuestras reformas de baños minimalistas en Barcelona.

El minimalismo es un concepto de decoración moderno e innovador que no renuncia a detalles delicados y exclusivos. El toque Zen, que huye de todo lo recargado y transmite sensaciones de equilibrio y relax a cualquier espacio, siempre está presente en un baño minimalista, que puede resultar perfecto independientemente del tamaño de la estancia.

En el diseño minimalista, nada es casual. Cada elemento está colocado en el lugar preciso para que resulte a la vez funcional y decorativo.

Elementos básicos en la decoración de un baño minimalista

Si estás pensando en darle un aire nuevo a tu cuarto de baño o al aseo de tu casa, merece la pena descubrir las claves de un baño de estas características, porque con este estilo, más de moda que nunca, podrás tener una estancia elegante y única que, con los detalles apropiados, no resultará en absoluto fría o poco acogedora. Toma nota:
 

La sencillez es norma

Huir de cualquier imagen sobrecargada es máxima del minimalismo. Por eso, un baño de este estilo cuenta con el mobiliario y los accesorios justos. Cada cosa llena un espacio concreto y cumple una función. Si te fijas, a primera vista no hay nada que sobre pero, una vez dentro, no echarás en falta nada.
 

Colores claros u oscuros pero en absoluta armonía

Equilibrio y armonía definen el estilo minimalista que siempre busca crear espacios confortables que inviten al relax. La luminosidad es un valor y la incidencia de la luz para conseguir esos espacios está más que estudiada. La tendencia común es la decoración en todos claros. Blanco, tonos tierra y grises son los que predominan aunque también puedes tener un baño minimalista que apueste por colores más oscuros que propicien una absoluta intimidad. Por ejemplo los tonos negro azabache de la piedra con complementos en malva, o en verdes de la naturaleza, o tal vez con detalles en granate… combinaciones elegantes para baños minimalistas con personalidad propia. En nuestro ejemplo, la luz blanca de unos discretos focos será la responsable de iluminar adecuadamente la estancia.
 

Madera y elementos de la naturaleza

Los materiales naturales encuentran su lugar ideal en un baño de estilo minimalista. Los muebles en madera clara (u oscura, por ejemplo, en wengé) decoran mientras cumplen a la perfección su función de almacenaje. Este diseño de baño exige orden absoluto. Todo debe estar perfectamente guardado y recogido, desde los textiles hasta los productos de aseo.

Por otro lado,Son el adorno perfecto: una planta, un lavabo en piedra, una alfombra en fibra vegetal…
 

Líneas puras

Encimeras rectas que llegan de un extremo al otro de la pared, grifería cromada de diseño tan básico como elegante, lavabos redondos o cuadrados pero sin floritura alguna y dos opciones para el baño: ducha sin plato o sobre plataforma de madera o bien bañera con protagonismo propio (por ejemplo una bañera tipo spa – jacuzzi que se convierta en el centro de atención de todo aquel que entre en la estancia).

 

Vidrio y espejos

También son elementos propios de este estilo. El vidrio, siempre transparente, no translúcido, en mamparas o encimeras y un gran espejo para duplicar visualmente el espacio son detalles que no debe faltar.

Ideas prácticas para que tu baño refleje el estilo minimalista

Los espacios amplios, diáfanos y que transmitan absoluta ligereza responden a este estilo pulcro y elegante. Si lo quieres para tu baño, aquí tienes algunas sugerencias para lograrlo.

Opta siempre que puedas por las líneas rectas y “rómpelas” con algún detalle curvo o cilíndrico que haga que el minimalismo nunca resulte monótono. Un ejemplo claro: una encimera rectangular de pared a pared (ideal para un baño no muy grande y alargado), sin más adorno sobre ella que un lavabo redondo, tipo cuenco o vasija… minimalismo puro. Completa con un gran espejo corrido, que capte la luz y amplíe la estancia, y con unos discretos focos en el techo.

Haz que los muebles “floten”. Sí, hay algo “etéreo” en este particular diseño de cuarto de baño. Las baldas, repisas e incluso la encimera principal llevan anclajes invisibles para que ningún accesorio de fijación rompa la armonía del conjunto. Para potenciar este efecto, elige también sanitarios que vayan encastrados sin que lleguen a tocar el suelo. Potencia, así, el efecto “Zen”.

La ducha ocupa un lugar destacado en este tipo de baños. El plato sobra y se sustituye por un soporte de madera tratada para la humedad o si lo prefieres por el suelo directamente y decorado en gresite. La mampara, siempre transparente y la grifería sencilla pero con estilo propio. ¿un capricho? Pon una ducha “sensaciones” con varias opciones de salida de agua y mejor de cabezal cuadrado.

Para el conjunto de la estancia elige baldosas grandes, tanto para los azulejos de pared como para el suelo, así, ganarás amplitud. Busca además continuidad entre ambas superficies jugando con los tonos elegidos.

Un toque natural. Siempre encaja a la perfección en el estilo minimalista. Unas cestas de mimbre bajo la encimera del lavabo (ideales como accesorio de almacenamiento), un pequeño camino o “jardín de piedras” (que sustituyan a dos – tres baldosas), una planta en una esquina para llenarla de vida… son solo algunas ideas para darle a un baño minimalista un toque muy personal

Decoración baño minimalista

Pros y contra de un baño de estilo minimalista

Para algunos es el estilo perfecto para un cuarto de baño que resulte tan cómodo como innovador y para otros adolece de cierta frialdad. Es cuestión de preferencias pero una serie de ventajas son innegables, por ejemplo:

  • Espacio. Siempre aporta sensación de amplitud incluso en un pequeño aseo.
  • Orden. Este estilo invita a que cualquier accesorio disponga de su lugar de almacenaje para que nada quede a la vista.
  • Equilibrio. No sobra ni falta nada y las proporciones adecuadas logran que te sientas bien.
  • Comodidad en el baño. La ausencia de elementos superfluos permite disfrutar de lo esencial: una buena ducha o bañera, un entorno íntimo y acogedor, un gran espejo, una encimera libre de obstáculos… Además, mantenerlo impecable, resulta muy sencillo.

7 IDEAS DE DECORACIÓN CON PALETS DE MADERA

Llegó como una forma de reciclar las plataformas de madera utilizadas para transportar mercancías y poco a poco se ha convertido en una tendencia de...

SUELOS HIDRÁULICOS: DISEÑO Y COLOR ALLÁ POR DONDE PISAS

Los suelos hidráulicos estuvieron de moda hasta los años setenta y vuelven con fuerza ofreciendo multitud de posibilidades decorativas. Los azulejos...

7 CLAVES PARA UN BAÑO CLÁSICO REFINADO PERO MUY CONFORTABLE

Los baños clásicos siguen un estilo de decoración refinado pero confortable al mismo tiempo. Hoy te traemos 6 claves y algunos consejos para...

BAÑOS RÚSTICOS, LA VUELTA A LO NATURAL

Es uno de los estilos de baño que resulta más acogedor en un cuarto de baño por la calidez de los materiales predominantes y ese aire que evoca el...
Compartir en:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el siguiente enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies