Una estancia o habitación con poca luz natural no tiene que ser un espacio oscuro y triste en el que no te sientas a gusto. Con las ideas de decoración que te presentamos y con los trucos de cómo mejorar la iluminación de una habitación, sabrás dónde y cómo colocar las distintas fuentes de iluminación para que es habitación “gris” brille con luz propia.

Estancias oscuras con poca luz natural

Un sótano, un dormitorio interior al que solo llega la luz de un patio, un baño que tiene una única ventana pequeña o una vivienda tipo loft algo oscura… hay soluciones para sacarles partido consiguiendo crear espacios más amplios y luminosos de lo que, en principio, permitirían los metros cuadrados disponibles y la falta de luz natural.

Si quieres transformar una habitación de este tipo y lograr que resulte mucho más alegre, con las posibilidades de la iluminación actual y con una decoración acertada, lo conseguirás.

Cómo acertar al elegir la pintura de las paredes

Distribución y elección de focos, apliques y lámparas

Las opciones que tienes a tu alcance a la hora de llenar de luz una habitación son casi infinitas. Como primer consejo: no escatimes. En este otro post, explicamos qué tipos de lámparas y haces de luz existen para dar a tu hogar ese toque que buscar. 

Reforma integral en Gracia, Barcelona - comedor

A veces, una estancia resulta oscura simplemente porque le faltan puntos que proporcionen luz. No tienes que encenderlos todas a la vez, pero lo importante es que estén para poder crear el ambiente que quieras en cada momento.

Es básico evitar los rincones oscuros y para conseguirlo es importante hacer un boceto previo en el que poder determinar dónde vas a colocar las lámparas que elijas. Piensa en el uso que le vas a dar a esa habitación y en la futura decoración.

¿Un salón oscuro?

Por ejemplo, si es un salón comedor con dos ambientes diferenciados, vas a necesitar al menos dos puntos de luz para que ninguna zona quede más tenue que la otra. Siempre tendrás la opción de apagar una de ellas, pero, si en un momento dado la situación requiere iluminación extra, podrás conseguir que tu salón rebose luz sin echar de menos una ventana más.

La idea es crear un espacio con una luz homogénea que llene toda la estancia. Tal vez sea necesario colocar, además, alguna lámpara de pie para iluminar, por ejemplo, un rincón de lectura y, también, algún aplique de pared que caiga justo en esa zona que quieres destacar a nivel decorativo.

¿Habitaciones interiores con poca luz?

Para habitaciones con poca luz y además de espacio reducido, los focos pueden dar excelente resultado. Encastarlos en el falso techo evitará sensación de sobrecarga y logrará ese efecto de luz ambiental que buscamos. Los actuales paneles LED son también una magnífica solución, especialmente para baños con poca luz o incluso sin ventanas. Los tienes de tamaño grande, perfectos para colocar en el techo y dar la sensación de que tienes una claraboya por la que entra luz natural. Puedes elegir entre aquellos que emiten luz fría o cálida, para conseguir darle a tu baño el ambiente que prefieras.

Colores y consejos para hacer que tus espacios se vean más amplios

Ideas de decoración para lograr mayor luminosidad en una estancia

Acertar con las luces adecuadas es el primer paso para conseguir que esa habitación oscura deje de serlo, pero, además, una estancia de estas características exige tener en cuenta algunos detalles, de manera que cualquier elemento decorativo que incluyas contribuya a resaltar la escasa luz natural que puedas tener o la luz artificial que hayas colocado estratégicamente.

Revestimiento en cerámica gris

Baño con baldosas cerámicas de la colección Chalk de Marazzi

Como primer consejo, recuerda que, en una habitación con carencia de luz, menos es más. Procura no sobrecargarla con muebles grandes y pesados y con mil accesorios, porque no solo te restarán espacio sino, también luminosidad.

Además, algunos trucos que pueden ayudar son:

  • El blanco es tu mejor aliado. “Abusa” de él porque este color va a reflejar la luz que tenga la propia habitación transformándola en un espacio mucho más alegre.
  • Los espejos son también un punto a favor. El espejo duplica visualmente el espacio y también replicará los puntos de luz que tengas encendidos en la estancia. Si en la habitación tienes una ventana, aunque sea pequeña, ¡no lo dudes!, coloca el espejo frente a ella y será como tener “dos ventanas”.
  • Huye de los suelos oscuros porque su presencia contribuirá a apagar cualquier intento de aumentar la luminosidad. Si eliges baldosas cerámicas, escoge colores rosa palo, beige, camel o nuevamente tonos blancos y si optas por la madera, decántate por las más claras, tipo haya blanca o chopo.
  • Plantas y flores. Son el mejor adorno que puedes tener para decorar cualquier pequeño rincón sin sobrecargar y sin restar luz.
  • Cuidado con los textiles. Unas tupidas cortinas, un tapiz en la pared o una pesada y oscura alfombra también pueden acabar con tu intento de conseguir un espacio ligero y luminoso.
  • Vinilos decorativos. Son pura tendencia y quedan genial en una habitación sin ventanas o con poca luz. Los vinilos se adhieren perfectamente a una pared lisa y pueden imitar, con sorprendente realismo, una ventana abierta desde la que “contemples” el mar, una puesta de sol o una frondosa pradera. Es un elemento original que puede crear un punto de entrada de luz ficticio, pero de excelentes resultados.

12 trucos de decoración para salones pequeños

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el siguiente enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies