Cada habitación de la casa es diferente, por lo que se organiza de manera diferente. Aun así, los pasos básicos para eliminar el desorden son fundamentales independientemente de zona de la casa en la que te encuentres:

  1. Vacía completamente el espacio.
  2. Decide dónde colocar cada objeto, uno por uno.
  3. Deshazte de aquellos objetos que no tienen lugar en tu casa.

Quitar trastos de la zona para ordenar antes de poner los objetos en su sitio de uno en uno es importante por dos razones.

En primer lugar, es importante observar cómo es ese espacio vacío. Esto hace que veas en perspectiva cuántos trastos has acumulado y te da razones para esforzarte cuando vuelvas a poner las cosas en su sitio.

Y, en segundo lugar, hacerlo uno a uno te motiva a analizar qué objetos necesitas y cuáles no. Recuerda estos pasos básicos mientras sigues esta guía para poner orden habitación por habitación.

Los objetos en los que debes fijarte durante este proceso incluyen: hojas de papel, cosas rotas, objetos que no se han usado en un año o más, ropa que no te sirva, etc. Estos objetos, normalmente, no son necesarios y pueden eliminarse. ¿Sí? ¡Vamos a verlo habitación por habitación!

 

Consejos para organizar para limpiar cada habitación

Tienes los pasos fundamentales, ahora veamos qué debes tirar, revisar y replantear en cada estancia.

 

El cuarto de baño

Los baños son espacios pequeños en los que suelen guardarse muchas cosas. Productos de limpieza, medicamentos, papel higiénico, productos de higiene personal y toallas son solo algunos de los muchos objetos que pueden encontrarse en un cuarto de baño normal.

Muchos de estos objetos son pequeños, algunos bastante pequeños, como pasadores, joyas, cortaúñas… A menudo estos pequeños objetos se dejan en la encimera, lo que provoca una sensación de total desorden. El mayor reto para alguien que está intentando organizar su baño es encontrar un lugar donde se puedan almacenar estos objetos tan variados. Estos consejos pueden ayudar.

Elimina medicamentos caducados

Revisa todos los medicamentos (incluyendo pastillas para la tos y vitaminas) y deshazte de todo lo que ya haya caducado. Evita verter medicinas por el inodoro, sobre todo si tienes un sistema séptico. Normalmente las farmacias tienen un contenedor para depositar medicamentos caducados.

Coloca organizadores creativos

Una de las cosas más frustrantes de la mayoría de los cuartos de baño es la falta de organizadores o espacios de almacenaje funcionales. Los armaritos de botiquín suelen ser muy pequeños y no tienen zonas donde dejar cosas sueltas como horquillas o cortaúñas. En algunos lavabos, la falta de estantes y cajones puede contribuir al desorden, así que las sugerencias que mostramos a continuación pueden ayudar a incrementar el espacio de almacenamiento mientras vas poniendo orden.

  • Cuelga del techo una jaula para pájaros para guardar rollos de papel higiénico.
  • Instala una estantería por encima de la puerta del baño para tener un lugar más donde poner cestas organizadoras.
  • Coloca un organizador de cajones de oficina en el cajón del mueble de lavabo para ordenar objetos como cepillos de dientes, peines, etc.
  • Coloca una tira magnética en el interior de la puerta del botiquín para poner las horquillas y cortaúñas.
  • Coloca cuerdas dentro del armario bajo la pica y cuelga recipientes de limpieza con espray.
  • Coloca un especiero cerca de la pica. Este accesorio de cocina puede hacer de estantería para pequeños objetos como botellas de medicinas o cosméticos.

Enlace destacado: Ordena el baño con el método Konmari (Marie Kondo)

La magia del orden en el bañoMétodo Konmari en el aseo

 

 

El dormitorio

El dormitorio es el santuario de la casa, lo que significa que debería ser un lugar de paz y relajación. El desorden puede afectar a tu capacidad para relajarte y tener un sueño reparador, así que poner orden te ayudará a mejorar tu disposición para concentrarte y sentirte feliz cuando te encuentres ahí. Mientras ordenas esta habitación, limpia todas las superficies horizontales y a cada objeto que vayas cogiendo pregúntate si realmente lo necesitas.

Haz la cama y cambia las sábanas

Una cama revuelta puede hacer que toda la habitación se vea desordenada, lo que puede contribuir a una total sensación de que la tarea de ordenar sea imposible. Así que, en primer lugar, haz la cama, después sigue con todo lo demás.

Empieza poco a poco, no stress

Los dormitorios pueden parecer sospechosamente ordenados, incluso cuando hay mucho trasto. No subestimes el tiempo que te va a llevar la organización. Empieza poco a poco, trabajando en una zona de la habitación y, una vez hayas terminado, continúa con la siguiente.

Pequeñas cestas para pequeñas cosas

En el dormitorio suelen acumularse objetos pequeños, de la misma manera que lo hacen en el cuarto de baño, como relojes, joyas, diademas, maquillaje y otros objetos personales.

Generalmente, por comodidad, estas cosas se necesitan en el dormitorio. Puedes mantenerlas, pero para conseguir que todo parezca más ordenado, invierte en pequeños cuencos cerámicos, cestas, bandejas u organizadores de cajones. Clasifica los objetos por categorías y así sabrás en qué contenedor se encuentran cuando busques algo en concreto.

Revisa la cómoda

La mayoría de las personas da por hecho que, si su ropa está en el armario o en la cómoda y no tirada por el suelo, eso no se considera “desorden”. Sin embargo, es habitual tener prendas en la cómoda que en realidad no se necesitan. Revísala cajón por cajón y realiza una selección consciente de si vas a conservar (o no) cada una de las prendas.

Una vez hayas seleccionado las prendas que no necesitas, organiza por categorías las que sí vas a conservar y guárdalas en cajones con una cierta lógica, colocando juntas aquellas que son similares. Mantener tu cómoda organizada y tu ropa debidamente doblada te ayudará a continuar con el orden después de todos los esfuerzos realizados. En este punto, hacer un vestidor en el dormitorio (y no es tan difícil, ya verás) puede ser muy útil.

Coloca las prendas de fuera de temporada en cajas en otras zonas de almacenaje, como altillos o zonas altas del armario, o en el sótano o trastero si cuentas con uno, de manera que las únicas prendas que haya en tu dormitorio sean las que estés utilizando en esa época del año. Mantén todas las prendas de temporada en un mismo lugar, para que cuando llegue el momento de sacarlas, sean fáciles de encontrar. 

Finalmente, si todavía no lo tienes, pon un cesto de ropa sucia en la habitación o cerca de ella. Por la noche, antes de irte a la cama, pon la ropa sucia en el cesto correspondiente y deja en la cómoda o en el armario la que todavía no sea necesario lavar.

Enlace de interés: Los colores para pintar el dormitorio, ¿cuál es el tuyo?

Decoración de espacios pequeños:

 

 

El armario (bien merece una atención especial)

el armario, si bien no es una estancia o habitación en si, sí es un punto de almacenaje que bien vale una mención especial. En la mayoría de los dormitorios, la zona de almacenaje más valiosa es el armario. Cuando estés ordenando tu dormitorio, céntrate en el armario. Incluso los armarios pequeños pueden ser críticos para el almacenamiento del dormitorio.

Evalúa cada prenda de ropa

Los armarios en seguida se llenan demasiado. Normalmente, la gente conserva prendas durante años y años, poniéndoselas tan solo una o dos veces. Para ordenar tu armario, valora cada prenda una por una haciéndote estas preguntas:

  • ¿Esto me lo pongo?
  • ¿Me gusta?
  • ¿Me queda bien?
  • ¿Es cómodo?

Si la respuesta a alguna de estas preguntas es no, esa prenda de ropa puede ser donada.

Maximiza el espacio de almacenaje

La mayoría de los armarios tiene mucho espacio que no se usa. Añadir estantes y poner cestas organizadoras puede ayudar a hacer más útiles esos espacios.

  • Coloca una tabla con ganchos para poner bolsos, gorros, monederos y accesorios colgantes.
  • Usa organizadores modulares para llenar el espacio que no se usa.
  • Pon una escalera para alcanzar estanterías altas.
  • Coloca estantes dentro de la puerta del armario.
  • Usa un organizador portátil con ruedas para poder desplazarlo cuando necesites acceder a los objetos que se encuentran detrás de él.

Para vestidores o armarios a los que se entra caminando, hay quien encuentra útil colocar una o varias cómodas para evitar acumular cosas por el suelo.

Consejos:

  • Una vez hayas acabado, para mantener ordenado el armario, dona una o dos prendas por cada una nueva que compres.
  • Tómate tu tiempo; una correcta organización del armario puede llevarte días, ya que lo habitual es que esté lleno de cosas.
  • Pide a alguien que no conozca tu armario que te ayude ideando soluciones de organización; tener una perspectiva nueva ayuda.

organizar-para-limpiar-habitacion-armario

 

Recibidores y vestíbulos

Los recibidores y vestíbulos suelen ser la primera estancia que la gente ve cuando entra en una casa. Un recibidor desordenado produce una mala impresión en las visitas y puede ser un riesgo para la seguridad, según el tipo de desorden que se suele encontrar ahí. Lo ideal es que esta zona de la casa tenga pocos muebles y pocos objetos personales.

Asegúrate de que todo tiene una función

Revisa todos los objetos que tengas en el recibidor uno por uno. Los objetos que habitualmente se encuentran en esta estancia incluyen:

  • Zapatos
  • Abrigos, chaquetas y jerséis
  • Gorros, bufandas y guantes
  • Llaves
  • Botas
  • Paraguas

Revisa todos los objetos y saca todo lo que no sea necesario que se encuentre ahí. Los pequeños objetos sueltos tienden a acumularse en esta estancia. También suelen haber zapatos de más en el suelo junto a la puerta o encima del zapatero. Establece una norma que limite la cantidad de zapatos que puede haber en el zapatero y quita los pares sobrantes para mantener la zona ordenada.

Sé creativo con los organizadores

Los recibidores suelen ser espacios pequeños y compactos, así que los organizadores pueden ayudar a mantenerlos funcionales y atractivos.

  • Coloca un zapatero para no tener zapatos por el suelo.
  • Coloca un banco con zona de almacenaje cerca del zapatero.
  • Ordena el armario que haya en el recibidor.
  • Pon colgadores en las paredes y asigna un gancho para cada habitante de la casa.

Ordena el recibidor diariamente

Los recibidores pueden acabar desordenados en poco tiempo, puesto que es el lugar donde normalmente las personas dejan sus bolsos al entrar en la casa, y a veces los artículos son olvidados ahí durante bastante tiempo. Asigna una persona de la casa para ordenar esta estancia cada noche, para quitar cualquier cosa que se haya dejado ahí accidentalmente.

 La Cocina

Los aparatos y utensilios reinan en la cocina, por lo que muchas cocinas acaban llenas hasta rebosar de cosas que se usan solo ocasionalmente. Además, también contribuyen al desorden los alimentos no perecederos que la gente compra pero que en realidad no necesita.

Con el paso del tiempo, las despensas y armarios pueden acabar tan desordenados que resulta difícil encontrar lo que se necesita. Esto, además, acaba por generar muchos residuos e incluso a causar plagas de insectos.

Método Konmari: Cómo mantener el orden en la cocina

Deshazte de lo innecesario

Las cocinas normalmente están llenas de cosas que sobran. Durante las vacaciones o los cumpleaños se suelen acumular tazas, vajillas, cubertería, gofreras, cazuelas, etc. Estos artículos pueden ser útiles en alguna ocasión, pero la mayor parte del tiempo estorban.

Deshazte de estos objetos para liberar espacio en la encimera, la despensa y los armarios. Dona lo que no quieras tirar, o regala vajilla sobrante a algún familiar o amigo.

Cajones despenseros

Reduce los libros de cocina

¿Tienes muchos libros de cocina? ¿Los usas todos? Lo más probable es que tengas algunos libros favoritos que usas habitualmente y que el resto no los uses apenas. Dona los libros que casi no usas o que solo usas para una o dos recetas. Haz copias de las recetas que quieres conservar, con una fotocopia o haciendo una foto con el teléfono, o copiándolo a mano en una libreta de recetas.

Deshazte de los alimentos caducados

Revisa los alimentos secos que guardas en los armarios. Comprueba todas las fechas de caducidad y tira todo lo que esté caducado.

Vuelve a pensar dónde guardar los alimentos y la vajilla

Revisar los pequeños electrodomésticos, utensilios, vajillas y alimentos, hará que liberes espacio, pero ese espacio ¿lo estás utilizando inteligentemente? Valora cada armario, despensa y estantería de tu cocina y pregúntate si puedes hacer que los espacios estén menos desordenados personalizando las zonas de almacenamiento con estantes adicionales u otras soluciones de almacenaje.

Sé selectivo con los electrodomésticos que tienes en la encimera

Los pequeños electrodomésticos que se suelen tener en la encimera ocupan mucho espacio de trabajo. Evalúa cada aparato de tu encimera, desde la tostadora hasta el robot de cocina.

¿Cuánto utilizas cada electrodoméstico? ¿Te supondría un inconveniente no contar con ese aparato? Pregúntate a ti mismo: ¿te lo volverías a comprar?

Si un electrodoméstico se usa al menos una vez a la semana, entonces debe estar en la encimera. Pero si solo se usa una vez al mes, puede que esté mejor en un armario o estantería. Y si solo se usa una vez al trimestre, entonces es mejor que lo dones. Guardar y mantener el orden en los cajones de la cocina también es todo un reto.

El Salón

Los salones suelen ser uno de los espacios más difíciles de organizar porque es el lugar donde todos los habitantes de la casa pasan la mayor parte del tiempo. Al ordenar el salón, hazlo junto a los demás miembros de la familia o compañeros de piso y llega a un consenso para que resulte más fácil.

Deshazte de las pilas de papeles

Si te gusta pagar tus facturas delante del televisor o trabajar en la zona central de la casa, es probable que en tu salón haya montones de papeles. Pero es mejor que esos papeles no estén en el salón, así que selecciona y recicla, o ponlos en el estudio o en la zona de trabajo de tu casa.

Coloras para pintar el salón

Dona cojines y mantas que no se usen

A mucha gente le gusta llenar el sofá y los sillones con cojines, mantas y otros enseres de confort. Pero, a no ser que para ti estos objetos sean realmente necesarios para sentirte cómodo, en realidad te están robando espacio y hacen que el salón parezca más desordenado. Reduce el número de estos objetos y dona los que no uses.

Vende o dona viejos DVD y cintas VHS

Ya no es tan habitual ver películas en DVD o cintas de VHS, pero hay quien sigue guardando esas películas en el salón solo “por si acaso”. Si habitualmente ves películas a través de un servicio de streaming por internet, es hora de deshacerte de esa colección de DVD y cintas de VHS.

Guarda los juguetes de los niños en su habitación

Los niños no deberían dejar sus juguetes en el salón. Dile a tus hijos que se los lleven a su habitación cuando hayan acabado de jugar al final del día. Si algunos juguetes han acabado en el salón permanentemente, ponte de acuerdo con tus hijos para encontrar un lugar más adecuado para guardarlos, bien en el cuarto de juegos o bien en su dormitorio.

Reduce los cachivaches

Los objetos con valor sentimental como figuras decorativas y otros cachivaches ocupan mucho espacio y hacen que el salón parezca más pequeño. Reduce o elimina estos objetos para dar mayor sensación de amplitud y confortabilidad.

¿Te ha resultado útil el post? Próximamente publicaremos otros post que te ayudarán a organizar la casa y mantener el orden. ¡Estáte atent@!

Toda esta información ha sido cedida por Military Home Search. Puedes consultar el post original aquí.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el siguiente enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies