931 259 521contacto@accesiblereformas.compresupuestocontacto

LA REGLA DE 3 PARA DECORAR TU CASA TRAS UNA REFORMA INTEGRAL

Seguro que has oído hablar de la «regla de tres» para el proyecto de decoración de tu casa. Pero, ¿qué es esta misteriosa regla de tres y cómo la incorporamos a nuestro hogar?. La mayoría de los diseñadores te dirán que la regla de tres se puso de moda porque un número impar de elementos parece más natural y menos forzado que una agrupación de números pares.

Y ¿a qué se debe esto? Bueno, sobre todo porque demasiada simetría hace que una habitación parezca anticuada y fría, aunque todos sabemos que la simetría también juega un papel importante en el diseño. Según esta regla, a la hora de encarar reformas de viviendas, hay que encontrar un equilibrio entre la simetría y la asimetría.

Para que este equilibrio sea más claro, hemos reunido una lista de combinaciones e ideas que siguen esta regla de tres. De esta manera, podrás encontrar inspiración a la hora de organizar los accesorios de decoración tras reformar tu casa. Ya sea que vayas a meterte en unas reformas integrales, o simplemente quieras saber más sobre las mejores decoraciones o las tendencias de decoración de este año, estás en el sitio correcto.

Y recuerda: siempre puedes seguir la regla al pie de la letra en tu proceso de reforma, ser un poco más flexible al utilizarla en tus siguientes obras o romperla directamente.

3 decoración ¿Qué es la regla de 3 y cómo usarla en tus obras?

La regla de 3 es una idea de decoración que puede usarse tanto para pequeñas reformas en viviendas como para enfocar unas reformas integrales. Se basa en la idea de que introducir tres elementos distintos en cualquier entorno es a menudo la mejor manera de darle un estilo atractivo a tu espacio.

Lo interesante de esta regla es que puede aplicarse a muchos sectores distintos, desde tus muebles de cocina hasta la decoración de comedores o un proceso de reforma completo de tu vivienda. En este sentido, si quieres incluir las mejores decoraciones en tu casa de forma sencilla, la Regla de 3 puede ser tu mejor amiga.

A continuación veremos cómo puedes utilizarla de forma efectiva.

Lista de combinaciones con la regla de 3

1- Tres colores en una habitación

Hay una ecuación estándar que funciona mejor a la hora de elegir los colores de cualquier espacio de tu vivienda : 60, 30, 10. El 60% es el color principal del espacio, el 30% es el color secundario y el 10% es el color de acento.

Esta proporción puede aplicarse a todos los colores interiores y exteriores que elijas para tu casa. Por ejemplo, en el salón, el 60% puede ser un beige neutro, el 30% una pared de acento en azul marino y el 10% cojines de color coral con acentos en azul marino.

Si las combinaciones de colores llamativos no son lo tuyo, elige tres tonos diferentes del mismo color para conseguir un diseño de habitación neutro y más tranquilo. En cualquier caso, si sigues la regla de tres a la hora de elegir los colores, tendrás la garantía de conseguir un espacio único, acogedor y muy bien diseñado.

¿Y cómo aplicar esta regla? Una buena idea puede ser incluir tu color terciario en elementos no principales, como tus armarios empotrados, un mueble de baño secundario, o incluso tus cabeceros de cama. Los otros dos colores estarían entonces presentes en elementos más prominentes de la habitación, como el suelo, las paredes, o los muebles de mayor tamaño.

2- Tres texturas funcionan mejor

Esta regla de tres se extiende también a la textura de un espacio. ¿Alguna vez has mirado de cerca una habitación totalmente blanca? Si lo has hecho, probablemente te habrás dado cuenta de que esta no es realmente blanca, aunque inicialmente lo parezca. De hecho, al inspeccionar de cerca una zona que parece totalmente blanca de lejos, verás numerosos tonos de blanco, crema, beige y marrón.

Para agregar texturas a la decoración de cualquier espacio regular, puedes complementar las paredes con papel pintado. También puedes colocar mesas de madera, o cojines y cortinas de lino o algodón mullido.

Un ejemplo sería un dormitorio que tiene una textura áspera de numerosos elementos de acento de madera; tiene una tela de lino mullida en las sillas; tiene una pantalla de acero oxidado que cubre la lámpara colgante. Estas tres texturas principales se combinan en la habitación, ofreciendo un mayor placer visual y creando una atmósfera cálida dentro del tema de colores neutros.

3- Tres telas combinan a la perfección

Combinar telas puede ser complicado. Puede ser tentador elegir una sola tela que te guste y usarla en tus cortinas, cojines, etc. pero ¿no sería eso realmente aburrido, y probablemente exagerado?

A la hora de diseñar cualquier habitación de tu casa, lo mejor es elegir tres telas que jueguen con los colores, los patrones y las texturas de cada una. Se recomienda hacer un esquema de todas las opciones de telas que te gustan y que las elijas en función de la textura, el patrón y el color.

4- Tres puntos de iluminación para una mejor decoración

No se puede escapar a esta regla de tres ni siquiera cuando se trata de la iluminación. Esto no significa que una habitación deba tener solo tres luces, sino que debe tener tres estilos diferentes de iluminación.

Por lo general, una habitación debe tener una luz superior, numerosas lámparas en las mesas auxiliares y, a continuación, luces de acento, como las luces de los cuadros, o la iluminación de los rieles, o la iluminación bajo los armarios.

Básicamente, la mayoría de las habitaciones deberían estar iluminadas por una luz ambiental principal, una luz de trabajo, a través de lámparas de mesa laterales y lámparas de pie, y luego luces de acento. Todas estas fuentes de luz en capas se combinan para crear un espacio único, equilibrado y sobre todo, con alta eficiencia energética.

5- Organiza el mobiliario siguiendo la regla de tres

Ubicar los muebles en una habitación puede parecer un misterio, al mismo tiempo, puede parecer que hay demasiadas reglas a la hora de colocarlos. Aunque puedes sentirte tentado a ignorar algunas de esas reglas, te sugerimos que sigas la regla de tres para conseguir una habitación que funcione y fluya.

Tanto si tienes un sofá grande y dos sillones grandes, como si tienes dos delicados sillones y una delicada silla, la regla de tres te ayudará a colocar los muebles principales en grupos cohesionados.

Es importante crear agrupaciones de muebles en las que el tamaño y la forma se mimetizan, creando un aspecto integrado. La altura y la escala visual de la habitación pueden ajustarse con otros objetos de distintos tamaños, pero los muebles deben ser similares en tamaño, escala y forma cuando se agrupan.

Por ejemplo, en un dormitorio muy simétrico con una cama grande y dos mesas auxiliares grandes; quedaría «fuera de lugar» colocar una pequeña otomana cuadrada a los pies de la cama, la escala sería errónea. Sin embargo, si se colocan tres pufs más pequeños, la habitación mantiene la escala correcta y tiene un interés visual añadido.

6- Tres objetos de decoración para la mesa de centro

Organizar la decoración de mesa de centro o de estantería puede ser todo un arte; un arte que solo unos pocos saben llevar a cabo. Por suerte, una decoración artística y agradable se puede organizar en cualquier lugar de tu casa siguiendo la sencilla regla de tres.

A la hora de crear la disposición de la mesa de centro, es importante tener en cuenta la altura, la escala y el color. Intenta elegir tres elementos o tres agrupaciones de objetos cuya escala y colores combinen entre sí y con la habitación que los rodea.

En cuanto a la altura, puedes mezclarla un poco, ya que las diferentes alturas añaden interés visual. Si hay un objeto de menor escala que te gustaría añadir a tu agrupación pero te preocupa que sea demasiado pequeño, considera la posibilidad de hacerlo parecer más grande colocándolo encima de una pila de libros o sobre un expositor de pasteles con pedestal o una bandeja.

7. Ventanas en tres

Aunque la simetría en la arquitectura es imprescindible para un diseño equilibrado, puede haber un buen toque de diversión visual impartiendo la regla de tres en la arquitectura de tu casa.

Mientras que un lado de la casa puede tener una ventana grande, el lado opuesto podría contar con 3 ventanas más pequeñas cuya escala, cuando se combinan, coinciden y se equilibran con la ventana singular más grande.

Esta es una forma divertida de que el diseño de tu casa sea único y juegue con la simetría y el equilibrio visual.

8- Tres cuadros para las paredes

Las obras de arte son otra forma inteligente de utilizar la regla de tres a tu favor, aunque los marcos mal combinados y un loco mosaico de géneros pueden parecer un desastre, dicen los profesionales. En su lugar, racionaliza tu galería haciendo coincidir el tamaño y la forma del marco y luego elige un tema que tenga algo en común.

Consejos para usar la regla de 3 después de reformar tu casa

1- Incluso los interiores minimalistas siguen las reglas

Cuando se trata de un diseño minimalista, lo mejor es evitar mucho desorden y una decoración excesiva, pero la regla de tres puede seguir utilizándose para añadir profundidad visual e interés incluso a los interiores más minimalistas.

Un diseño contemporáneo puede seguir incorporando esta regla colocando el mobiliario en agrupaciones de números impares, o colocando 3 objetos sencillos en una mesa de centro. Un ejemplo de esto seria una habitación limpia en blanco y negro con tres grandes cuadros alineados contra la pared. Si a esta decoración le intentas tapar uno de esos cuadros con el pulgar, ya no sería tan interesante.

Lo mismo ocurre con una mesa de comedor, si a un elemento decorativo de tres velas le quitaras el tercer, y en adicción hubiese dos jarrones de flores, estos parecerían aburridos. Los números impares mandan, incluso en el diseño minimalista.

2- No te tomes la regla de tres demasiado literalmente

Ahora que has conocido esta regla y se te ha quedado grabada en la memoria, vamos a dar un paso atrás y decirte que no te la tomes demasiado en serio. No corras a hacer arreglos de tres en todas partes; para aplicarla no es necesario hacer una reforma completa de tu hogar ni correr a conseguir una licencia de obras. La simetría no es mala, pero tampoco lo es romper las reglas de vez en cuando.

La regla de tres es una pauta que se puede doblar. Básicamente, se estableció para que la gente entendiera que un número impar de objetos es más interesante que un número par. Por lo tanto, sí, puedes colocar 5 o 9 objetos en una agrupación y conseguir el mismo interés visual.

Por ejemplo, en una pared de una galería de arte con 5 elementos principales en la muestra, todos ellos podrían variar en tamaño, altura y forma, y encajar perfectamente. Así que no tengas miedo de mezclar y divertirte mientras decoras tu casa tras una reforma integral.

3- La escala anula todas las demás reglas

Aunque hemos visto que la regla de tres añade profundidad e interés visual, hay algo que anula esa regla y eso es la escala. La escala o el tamaño de tu habitación o de los elementos que la componen puede obligarte a romper la regla de tres.

Si el espacio de tu cocina es pequeño, puede parecer desordenada y demasiado potente al tener tres grandes lámparas colgantes en su techo, lo que te obligará a tener solo una o dos en su lugar. O si tienes una mesa de comedor pequeña y delicada, puede ser demasiado exagerado colocar tres elementos decorativos encima.

En el otro extremo de la balanza, un objeto puede ser muy grande y necesitar más de tres elementos para mantener el equilibrio. Equilibra la regla de tres con la escala de la habitación y los objetos que hay en ella, asegurándose de que tu habitación está bien proporcionada y sea adecuada al espacio del que dispones.

La regla de 3: una de las tendencias de decoración más sencillas para tu hogar

Después de haber leído este artículo, esperamos que la regla de tres ya no sea tan misteriosa y tu proyecto de decoración ya no parezca ser un proceso complejo. En realidad, es simplemente una forma sencilla y divertida de añadir profundidad e interés visual a tu hogar.

Juega con esta regla y no te obsesiones con los detalles de la misma. Hay ocasiones en que las reglas pueden romperse, y a veces la escala de un espacio concreto no te permite seguirlas.

Un último consejo: haz fotos de tus arreglos y deja que la cámara te diga si algo está fuera de lugar. Las fotos son excelentes para revelar problemas con la escala de tus arreglos. Y lo que es más importante, diviértete: la decoración no debe ser monótona y aburrida, sino que una reforma de vivienda puede llegar a ser un proceso realmente divertido.

Además puede interesarte nuestro artículo sobre errores que hay que evitar en una reforma integral.

Rate this post

Otros artículos sobre reformas que podrían interesarte:

1 comentario en «LA REGLA DE 3 PARA DECORAR TU CASA TRAS UNA REFORMA INTEGRAL»

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el siguiente enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies