En los últimos tiempos se ha impuesto, en general, el plato de ducha a al bañera. Gracias a la variedad de diseños, formas y materiales, además de las ventajas en cuanto a espacio, amplitud, funcionalidad, ahorro… de sobra conocidas, cada vez son más los que se deciden por instalar un sistema de ducha en sus hogares e incluso aprovechar una reforma para sustituir una vieja bañera por un moderno plato de ducha. Si estás haciendo una reforma en el aseo, o quieres sustituir tu bañera por un plato de ducha, tienes un sinfín de modelos de características distintas, que conviene conocer antes de elegir el que más te conviene.

Cambiar la bañera por un plato de ducha es una opción que eligen cada vez más personas, especialmente por motivos de comodidad, de ahorro de agua y energía, y, ante todo, seguridad en el acceso. Si tú también tienes en mente ésta idea, o estás haciendo una reforma integral de los cuartos de baño, es importante elegir tu plato de ducha teniendo en cuenta tus necesidades específicas.

Enlace de interés: ¿Ducha o bañera? cuál escoger y por qué.

¿Ya te has decidido? Si finalmente has optado por la ducha, la elección del qué plato instalar es una de las decisiones a las que deberás enfrentarte. Atento por que a continuación intentamos darte algunas pistas que te ayuden a encaminar tu decisión.

Baño pequeño con ducha

Es fácil perderse entre la extensa oferta disponible en el sector de los platos de ducha. Hasta hace unas décadas, prácticamente solo existían los fabricados en cerámica, los de “toda la vida”, pero ahora tienes materiales y acabados muy distintos cada uno con características y propiedades bien diferenciadas.

Aspectos importantes a valorar en la elección del plato de ducha

La forma, el tamaño, el diseño o la textura son algunos detalles en los que debes fijarte para acertar con el plato que mejor quedará en tu baño y que te ofrecerá resultados óptimos a medio y largo plazo.

El tamaño y la forma

Si tienes un aseo pequeño, un plato de ducha cuadrado o en ángulo puede ser la mejor solución para aprovechar al máximo el espacio. Si tienes un baño amplio, la mayoría de los fabricantes ofrece tamaños rectangulares de distintas longitudes, que se adaptan a cualquier necesidad. También, debes recordar que tienes la posibilidad de encargar tu plato de ducha a medida.

Ducha a ras de suelo

Los materiales y acabados

Lo más importante en un plato de ducha es el material del que esté hecho y su acabado final, porque de ellos van a depender características tan importantes como el nivel de antideslizamiento que puede proporcionar o la resistencia ante posibles golpes o ante la acción de los productos de higiene o de limpieza.

Entre los distintos tipos de materiales que puedes encontrar tienes:

Platos de ducha cerámicos

Es una de las opciones más económicas y este tipo de platos, los más comunes durante décadas, siguen dando buenos resultados en cuanto a durabilidad. Los platos cerámicos permanecen inalterables, sin amarillear pese a la acción de los agentes químicos. Su principal inconveniente está relacionado con su instalación, ya que son los más pesados y los que presentan un mayor riesgo de rotura durante el proceso de colocación. Su nivel de adherencia en el momento del baño es algo limitado y si te decides por uno de ellos, fíjate en que la superficie presente cierta rugosidad que incremente la seguridad. También pueden requerir el uso de una alfombrilla, con la suficiente adherencia, que evite el contacto, algo frío, en el momento de tocar el plato con los pies descalzos.

  • Una opción económica
  • Alta durabilidad
  • Instalación compleja
  • Nivel medio de adherencia y antideslizamiento

Antes después reforma de baño

Platos de ducha de resinas

Los buenos resultados que ofrecen en cuanto a estética, resistencia y adherencia, han hecho que sean de los más demandados en la actualidad. También se les conoce como platos de ducha de carga mineral, porque la mayoría están fabricados con una combinación de materiales minerales como el cuarzo, el silicio o la marmolina y distintos tipos de resinas, generalmente poliéster. Resultan elegantes y permiten distintos acabados para adaptarse al estilo decorativo de cualquier baño. Son ligeros y duraderos y hay que incluirlos entre los platos de ducha antideslizantes más competitivos del mercado actual. Suelen estar acabados con una capa de esmalte Gel Coat para destacar los posibles resbalones.

  • Buen resultado en cuanto a estética, resistencia y adherencia
  • Muchas posibilidades de acabado
  • Alta durabilidad
  • Gran capacidad antideslizante

Ducha con plato blanco de Roca

Platos de ducha en piedra natural o artificial

Puedes encontrarlos en granito, mármol, cuarcita… aunque los más comunes son los platos de ducha de pizarra. Estos materiales naturales transmiten una agradable sensación durante el baño, aunque todo depende de los gustos personales, porque hay que recordar que, al tratarse de piedra natural, puede presentar irregularidades en la superficie en cuanto a la textura y al color. Otra opción son los platos de ducha elaborados en resinas y recubiertos con pizarra artificial, que dan excelentes resultados en cuanto a nivel de resistencia y capacidad antideslizante.

  • La sensación que produce la piedra natural es su punto fuerte
  • Excelentes resultados en cuando a resistencia y durabilidad
  • Altamente antideslizantes
ducha Roca

Ducha de Roca | colección Deck

Otros detalles importantes a tener en cuenta

Tu ducha debe ser ante todo un espacio confortable y seguro. A la hora de adquirir el plato de ducha, piensa en tus necesidades y en las de tu familia: niños, personas mayores o con movilidad reducida, etc.

Si vas a hacer una reforma, no olvides comprobar también el grosor del plato y a qué altura quedará respecto a la superficie total del baño. Tienes platos de ducha a ras de suelo que crean un fantástico efecto de continuidad visual en todo el espacio y además aportan seguridad en el acceso al no existir bordillo alguno con el que pudierais tropezar. También tienes platos de ducha blandos, hechos en innovadores materiales antideslizantes que, además, aportan máximo confort a tus pies durante el baño y amortiguarían cualquier posible caída.

plato de ducha flexible

Enlace destacado: Consejos para ‘ampliar’ un baño pequeño con una ducha

Como ves, tienes donde elegir para conseguir que tu plato de ducha combine estética y seguridad adaptándose al estilo de baño que más te guste.

Y recuerda, si estás pensando en reformar tu baño y quieres que te aconsejemos, puedes escribirnos sin compromiso a través de nuestra página de contacto.

PLATOS DE DUCHA: TIPOS, MATERIALES Y FORMAS
5 (100%) 1 voto[s]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el siguiente enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies