REFORMA INTEGRAL DE CASA ADOSADA CON SÓTANO Y BUHARDILLA

Esta casa del barrio del Guinardó de Barcelona, aunque moderna, era oscura, y sus nuevos dueños querían renovarla para darle mayor luminosidad y un estilo más actual.

Se optó por abrir la cocina al salón comedor para que el espacio fuera diáfano y se pudiera aprovechar la luz natural que entra por el patio. La distribución se diseñó en L, con una península como barra de desayuno. Bajo la península, en un lado se colocó un botellero refrigerado y en la pared frente a la zona de cocción y lavado se ubicó el frigorífico y el horno y el microondas en columna. Los muebles de cocina se escogieron en blanco para los bajos y en gris para los altos, colores que combinan muy bien con los muebles de madera presentes en el salón comedor, que aportan mayor calidez.

Los baños de la primera planta se mantuvieron en su lugar original, pero en uno de ellos se cambió la distribución: la bañera estaba en una pared lateral y se cambió por una ducha en la pared frente a la puerta. Se escogieron materiales en color beis y los muebles en madera oscura para dar continuidad con la decoración del resto de la casa.

Se colocó parqué en toda la casa, se pintó y se cambiaron las instalaciones para adecuarlas a la normativa vigente. También se colocó baldosa cerámica imitación madera en el patio y se adecuó el sótano para utilizarlo de habitación polivalente.

Antes y después de la reforma integral de casa adosada

Aquí mostramos las imágenes del antes y del después de la reforma integral de esta casa adosada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el siguiente enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies