¿Piensas reformar la cocina y te planteas qué distribución de cocina se adapta mejor a tus necesidades? ¿Quieres saber qué distribución te permitirá aprovechar al máximo el espacio disponible? A continuación las ventajas e inconvenientes de las 7 distribuciones de cocinas más habituales. 

En la mayoría de los casos, la cocina es el espacio más llamativo y con más movimiento de un hogar, por eso, es tan importante elegir bien entre las distintas posibilidades que hay. Los diseños de cocina que te presentamos ofrecen múltiples ventajas y desventajas que debemos saber aprovechar, para poder escoger el que más se ajuste a nuestras necesidades.

A la hora de escoger la distribución que vas a utilizar en tu cocina, debes pensar previamente en el espacio disponible, el estilo de decoración, tu estilo de vida, el tamaño de la familia, tu presupuesto, etc. Si no, podrías terminar con una cocina que no te resulta funcional o que no satisfaga por completo tus necesidades. Siendo así, te mostramos las siete principales distribuciones de cocina que se utilizan actualmente.

 

Cocinas en U

Es un estilo que no pasa de moda, donde la distribución de la cocina se realiza utilizando el espacio de 3 paredes. Esta distribución puede proporcionarnos una cocina altamente funcional, donde, el frigorífico, el fregadero y la placa de cocción forman un triángulo más o menos equidistante. Claro que la distancia entre estos tres puntos clave de la cocina puede variar en función del espacio disponible, sin embargo, las cocinas en U garantizan un excelente flujo de trabajo con distancias cortas.

A pesar de ello, tal vez esta disposición no sea apropiada para espacios pequeños, ya que la distancia debe ser suficiente para garantizar buena movilidad en todo momento. Esta opción es realmente conveniente cuando el espacio disponible es cuadrado, y permitirá que dos o tres personas trabajen en la cocina con bastante comodidad.

 

Reforma de cocina con encimera de granito negro
 

Cocinas en L

La cocina en L destaca como una de las más populares y comunes. Es ideal para recibir familiares o amigos, ya que permiten disponer de espacios auxiliares dentro de ella para comer. En la distribución se utilizan dos paredes adyacentes, dejando abierto el espacio, y se elimina la limitación de una zona de paso única.

Al elegir este tipo de distribución debe considerarse que el espacio entre frigorífico, fregadero y zona de cocción debe ser suficiente para permitir áreas de trabajo. Las cocinas en L son ideales tanto para espacios grandes como para espacios reducidos.

 

Distrubución de cocina en L

 

 

Cocinas lineales

Si cuentas con un espacio reducido o estrecho esta distribución es para ti. Una cocina lineal maximiza la eficiencia en la utilización del espacio reducido, y su diseño está pensado para espacios especialmente estrechos, donde solo es posible aprovechar una sola pared.

Es una solución bastante inteligente y muy sencilla para este tipo de estancias. Lo más idóneo sería contar con una pared que mida unos tres metros o más, preferiblemente sin ventanas o puertas. Algo que se debe acotar es que la distancia entre fregadero, cocina y frigorífico produce trayectos más largos, como consecuencia de la distribución lineal.

Tampoco permite el trabajo de varias personas con comodidad, a menos que la pared tenga más de tres metros de largo. Una buena idea para mejorar el uso del espacio y disminuir el tránsito, es ubicar el fregadero en el centro de la cocina, dejando espacio suficiente de trabajo a cada lado, especialmente con la placa de la cocina. El uso de cajones en la parte superior, es otra forma de aprovechar al máximo el espacio reducido del que se dispone.

 

Distribución de cocina lineal
 

Cocinas con isla

Es una distribución bastante popular en la actualidad y que permite mayor interacción. Las cocinas con isla son perfectas a la hora de recibir invitados, ya que, si se coloca la isla de cara al comedor o la sala de estar, se podrá mantener contacto con la cocina en todo momento. Al colocar el fregadero o la placa en ella, se obtiene una disposición triangular de los tres puntos clave de la cocina, para mejorar la eficiencia. Las islas con campanas vistosas generalmente son el centro de atención de los invitados, al presentar una impresionante visión. Esta es una distribución que debemos elegir únicamente si contamos con el espacio suficiente para ello, de lo contrario, acabaríamos frustrados con una cocina poco funcional.

 

Distribución de cocina con Isla
 

Cocinas con península

En las cocinas con península, la distribución se realiza disponiendo las áreas de trabajo perpendiculares a una pared. Como resultado, el diseño ofrece una vista estéticamente muy agradable. Es otro de los diseños populares de los últimos tiempos, donde se observan diseños lujosos que colocan dos de las áreas en la península, especialmente la cocina y el fregadero. La visión de la campana en la península ofrece una vista llamativa e impresionante para los invitados. Además, permite interactuar de buena manera cuando tenemos visitas.

 

Distribución de cocinas con península
 

Cocinas en paralelo

Las cocinas en paralelo son la opción ideal de muchos cocineros profesionales, ya que permite aprovechar al máximo el espacio disponible. Se debe tener en cuenta que el espacio entre ambas caras de la cocina debe ser suficiente para garantizar el tránsito despejado, y para abrir las gavetas de ambas caras con libertad. En esta disposición, cambiar de un área de trabajo a otra se logra prácticamente dado la vuela, por lo que se incrementa la eficiencia de trabajo al reducir los traslados más largos. Cuando se realiza la distribución, la cocina y el fregadero deben quedar del mismo lado, para evitar al máximo los accidentes.

 

Distribución de cocinas en paralelo
 

Cocinas alargadas y estrechas

Esta distribución es ideal cuando contamos con espacios particularmente estrechos y reducidos. La distribución alargada permite disponer de las tres áreas clave dentro de la cocina de una manera funcional, aun cuando el espacio es estrecho. Sin embargo, una desventaja que representa es la distancia que existe entre el fregadero, el frigorífico y la cocina. Esta distribución ocasiona largos tránsitos mientras se está trabajando. Aun así, es la distribución de cocina ideal cuando se cuenta con espacios muy reducidos. Aunque, en realidad, es más una adaptación de las otras distribuciones, siendo las más utilizadas la cocina en U alargada y en paralelo alargada.

 

Distribución cocinas alargadas y estrechas

Echa un vistazo a nuestros proyectos de reformas de cocina y no dudes en contactar con nosotros si estas pensando en darle un cambio a tu cocina o quieres que te aconsejemos en algo.

Compartir en:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el siguiente enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies