Los baños clásicos siguen un estilo de decoración refinado pero confortable al mismo tiempo. Hoy te traemos 6 claves y algunos consejos para conseguir un cuarto de baño clásico en tu hogar.

Con cualquiera de los múltiples matices que pueda llegar a tener, un baño inspirado en un diseño clásico siempre destaca por un toque especial, confortable y refinado a partes iguales. Materiales de calidad, equilibrio en los detalles y un mobiliario sólido con protagonismo propio son las señas de identidad de este estilo decorativo.

En la actualidad, el baño clásico se renueva con novedosas propuestas que aportan comodidad pero siempre manteniendo la discreta elegancia y el glamour en una estancia de la casa que queremos que luzca impecable. Puedes ver algunos ejemplos entre nuestros proyectos de reforma de baños clásicos.

Las 7 claves a tener en cuenta en un cuarto de baño clásico

Tanto si quieres un aseo sobrio, con personalidad, pero apto para todos los gustos, como si dispones de un baño ideal, espacioso y de techos altos, tienes distintas opciones para que lo clásico haga de tu baño un lugar muy exclusivo. Si tienes en mente esta idea de decoración, fíjate bien en todas las posibilidades que están a tu alcance.

Materiales

El mármol es la “estrella” en un baño clásico, bien como materia prima de una impecable encimera, o bien en forma de grandes azulejos que imitan su superficie entre veteada. La madera también puede tener cabida, principalmente en suelos. Un baño con un cuidado parqué o lamas de tarima flotante tratadas para soportar la humedad, puede resultar tan elegante como acogedor.

Muebles

Son básicos en este estilo de baños que poco tienen en común con la tendencia minimalista. En este caso, los muebles cumplen una doble función siendo, no solo espacios de almacenaje, sino adornos decorativos en sí mismos. Sobre todo si tienes espacio suficiente, una coqueta cómoda art decó, un tocador con su taburete tapizado y su espejo dorado como complemento, un armario para guardar las toallas y albornoces, un biombo o una silla junto a una pequeña mesa auxiliar… los muebles de diseño, cuidado al detalle, son fundamentales en cualquier baño clásico. En madera blanca, lacados con acabado extra brillante o bien en maderas oscuras que creen contraste… el mobiliario de diseño es la esencia de un baño de este tipo.

cuarto-de-bano-clasico

Sanitarios

Son Indispensables en cualquier cuarto de baño y si quieres que el tuyo no deje espacio a la duda respecto al estilo, elígelos siguiendo las líneas clásicas básicas. Hay dos opciones: pies sólidos, efecto “columna” en lavabo, sanitario y bidet, o espacios abiertos, por ejemplo: un lavabo de corte clásico y además apoyado en soportes de patas de hierro o madera sin ningún tipo de mobiliario bajero auxiliar.¿Cuál eliges?

Además, dependiendo del espacio disponible, una bañera independiente, de patas “garra” o un lavabo encastrado en la encimera, son dos opciones que pueden quedar genial en un baño en el que predomine el diseño clásico.

Paredes

Son el marco perfecto y el punto de partida para crear el diseño de baños que más te guste. Para las paredes de los baños clásicos hay distintas opciones a cual más apetecible.
Puedes elegir entre:

  • Pintura resistente al agua en la tonalidad que prefieras.
  • Papel pintado, especialmente pensado para cuartos donde la humedad estará presente.
  • Azulejos decorativos, que combinan diseños y materiales novedosos.

banos-clasicos-reforma-barcelona

En un baño clásico, el recubrimiento de las paredes cobra especial relevancia porque ha de mostrar dos zonas claramente diferenciadas: una superior y otra inferior. Las paredes más próximas al techo deben ser las más claras (tonos blancos, cremas, pastel suave…) y, en las que se aproximan al suelo, han de predominar los tonos más oscuros.

Es fácil crear espacios únicos en un baño de corte clásico siguiendo esta sencilla premisa. Por ejemplo: una media pared pintada en amarillo pálido y otra media recubierta en láminas de madera quedará genial, al igual que una zona superior en papel pintado en estampado floral y una mitad inferior en azulejos de tonalidad a juego… ese “corte” en la pared, conseguido con un contraste marcado de materiales y tonos, o por medio de una cenefa, listón o cualquier otro elemento rompedor, es algo intrínseco a un baño clásico que lo caracteriza.

Textiles

Son indispensables en cualquier cuarto de baño y en uno clásico, más. Unos delicados visillos de encaje, un dosel que difumine la zona específica de baño, unas toallas perfectamente ordenadas en una balda o en una bandeja… detalles que miman la elegancia sin descuidar el confort y la comodidad.

Colores

En un baño de estas características los tonos neutros y suaves son los reyes. Beiges y marrones más intensos, rosas, malvas, blancos y cremas… la paleta de colores es muy extensa, pero siempre tiende debe buscar un entorno armónico y delicado. La presencia de un tono más intenso (burdeos, wengé, azul cielo….) nunca debe ser la predominante. Estos colores solo se utilizan para potenciar contrastes perfectamente equilibrados. El dorado en griferías, marcos de espejos o accesorios, es seña de identidad del estilo clásico.

Iluminación

Es punto clave en la decoración para baños clásicos. El juego de luces “frías” y “cálidas” hará que la estancia resulte tan armoniosa como confortable. Los apliques que pared no pueden faltar, especialmente en la zona de tocador ,y las tulipas en cristal o tela, que tamizan los efectos de la luz, también son esenciales para crear el ambiente deseado, ambarino y siempre cálido.

Iluminación baños clásicos

Detalles de estilo propio en tu baño clásico

Es un estilo que gusta, porque un baño clásico siempre desprende encanto y poder evocador. Además, con las opciones actuales, no tiene porqué resultar frío, poco acogedor o falto de personalidad. Si estás pensando en un baño o aseo clásico para tu casa, algunas ideas que pueden venirte muy bien como sugerencias de partida son:

1. Juega con distintos materiales para las paredes. Un ejemplo podría ser la mitad superior en pintura lisa o papel pintado y la parte inferior en azulejos decorativos. ¡Siempre queda bien!

2. Procura que no falte el mármol. Auténtico o en grandes paneles decorativos que siguen su inconfundible diseño… Tonos rosas, verdes, beiges… en un baño clásico el acabado mármol siempre es sinónimo de estilo y elegancia.

3. La importancia del color dorado. Sin abusar y en su justa medida, el color “oro” no desentona en un aseo de estas características: grifos, borde de portacepillos o jabonera… en este entorno no resulta algo excesivo, al contrario, luce ¡genial!

4. Algún objeto de porcelana: una vasija, una jarra, un bote para guardar algodones…detalles perfectos para que este estilo resplandezca con luz propia.

5. Bañeras en bronce y con “patas” o, si lo prefieres, un elegante jacuzzi de esquina… explora las posibilidades de tu baño y disfruta del estilo clásico sin renunciar a todas las comodidades.

6. Lámparas. Ya hemos hablado de la importancia de la iluminación. Coquetas lámparas de sobremesa y apliques de pared se convierten en buenos aliados pero no olvides, también, una buena lámpara de techo, esencial en un baño clásico. Tal vez una espléndida araña de cristal o una creación en forja… dos buenas opciones para iluminar y decorar a partes iguales cualquier baño clásico.

Compartir en:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el siguiente enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies